23 febrero, 2007

LA LEYENDA DE RAFA Y MONCHO

Recuerdo la primera vez que escuché la Leyenda de Moncho Otero y Rafa Mora. Me contaron que en Madrid había dos tipos que anteponían la poesía a cualquier cosa. Me dijeron que se les podía ver en los tugurios más recónditos de la ciudad cantando juntos versos de Gloria Fuertes, de Luis García Montero, de Pepe Hierro, de César Vallejo… Me hablaron de ellos en voz baja, para evitar que su historia llegase a oídos no adecuados. Me contaron que gracias a Moncho y Rafa la canción de autor había resucitado a principios de los noventa, que aunque la gloria se la llevaron otros, la Música de Autor había dado las gracias personalmente a Rafa y Moncho por haberla llevado a lo más alto a través de sus canciones.
-Son dos locos – me dijeron algunos con la voz temblorosa. -Si acabas en alguno de sus conciertos, ¡ten cuidado!… dicen que sales pensando en verso – me susurraron otros.
La leyenda de Moncho Otero y Rafa Mora aumentaba por momentos cuando el mismísimo Ismael Serrano me aseguró “que eran los mejores, los más grandes, los más humildes, los más necesarios”.
Y es que Rafa y Moncho son, sobre todo, necesarios. Por que, ¿qué pasaría si las voces de estos dos versoadictos se callasen? ¿qué pasaría si tirasen la toalla? Pues que El Reino de la Poesía iría desapareciendo poco a poco. Al igual que el protagonista de “La Historia Interminable”, Moncho y Rafa hacen su particular lectura de la poesía para que ésta se mantenga viva, para que esté más sana, para que no se olvide en una estantería de una vetusta biblioteca. Ellos mantienen vivo un género literario que está en fase terminal para el gran público. La poesía se hace más grande en las voces de Moncho y Rafa.

HOY CONCIERTO DE...
Moncho Otero y Rafa Mora
en concierto
Viernes 23 de Febrero
a las 21.30 horas en
Cafe Barbieri
C/ Ave María, 45
Metro Lavapies
4 euros suplemento 1ª consumicion

1 comentario:

Buy Viagra online dijo...

me parece que en alguna ocasión anterior había oído un poco de esta leyenda, en mi opinión esto es muy muy cierto!